¿Sabía usted que por lo menos el 63% de los adultos de 65 años o más tienen prescripciones de tres o más medicinas?

Consejos para tomar las medicinas en una forma segura:

  • Si tiene alguna pregunta acerca de sus medicinas, hable con su médico o farmaceuta o llame al Centro de Envenenamiento de las Carolinas al número 1-800-222-1222.
  • Lleve consigo la lista de sus medicinas cuando vaya a la cita con el doctor y cuando vaya a emergencias.
  • Guarde las medicinas de los miembros de la familia en lugares separados. De esta manera, no confundirá sus medicinas con las de los demás.
  • Nunca tome medicinas en la oscuridad. Prenda la luz para ver qué está tomando.
  • Lea la etiqueta antes de tomar su medicina. Si usa lentes/gafas para leer, asegúrese de ponérselos primero.
  • Conserve un reporte diario de cada dosis de medicina que toma, esto le ayudará a no olvidar la dosis y a no tomar dosis adicionales de su medicina.
  • Nunca tome más medicina de la indicada.
  • Nunca tome medicinas vencidas.
  • Nunca tome medicinas de otras personas.
  • No deje de tomar su medicina sólo porque se siente mejor. Consulte primero con su médico.

Algunos factores que ocurren con los nietos y las medicinas:

  • El 65% de las personas de edad escogen envases con tapas que no son a prueba de niños/as, colocando en gran riesgo a los nietos que los visitan.
  • El 36% de los envenenamientos/intoxicación de los niños/as ocurre en casa de los abuelos.
  • El 20% de los envenenamientos/intoxicaciones de los niños/as tiene que ver con las medicinas de los abuelos.

Consejos para mantener a salvo a los nietos:

  • Cuando sea posible, escoja medicinas con tapas resistentes a los niños/as. Recuerde, NADA es a prueba de niños/as.
  • Mantenga pastilleros semanales en un lugar seguro. Estos no son a prueba de niños/as.
  • Nunca tome las medicinas enfrente de los niños/as. A los niños/as les gusta imitar a los adultos.
  • Si los niños/as lo visitan en su casa, deje sus medicinas en un gabinete bajo llave.
  • Cuando de medicina a los niños sin receta médica, suministre la cantidad indicada de acuerdo al peso y la edad. Nunca de a los niños medicina formulada para adultos.

Volver a la página principal para adultos de edad avanzada