Los inhalantes son sustancias o vapores de ciertos productos como las pinturas en aerosol y los pegamentos que son inhalados para provocar un efecto psicoactivo. El abuso crónico de inhalantes puede causar pérdida de la memoria y deterioro de las habilidades mentales.

El abuso repetido de inhalantes puede producir la muerte, ya sea por accidentes, asfixia, por ritmos irregulares del corazón o arritmia cardíaca.

Otros riesgos pueden incluir daño permanente de:

  • El Hígado
  • Los Riñones
  • El Corazón
  • Los Pulmones
  • La Médula espinal

La muerte súbita del inhalador se debe a ritmos irregulares del corazón que pueden suceder inmediatamente después de la inhalación.

Algunas de las señales físicas de alerta por abuso de los inhalantes son:

  • Pérdida del apetito.
  • Olores a químicos en la ropa o el aliento.
  • Ojos rojos o flujo nasal.
  • A menudo, la persona parece borracha o mareada.
  • Manchas de pintura en la cara y manos.
  • Llagas alrededor de la nariz o boca.
  • Grandes cantidades de aerosoles desocupados.

Algunos cambios de personalidad que se presentan:

  • Notables diferencias en los hábitos alimenticios y del sueño.
  • Pérdida de interés en la escuela o en el trabajo.
  • Actitud negativa hacia la escuela, familia y amigos.
  • Siempre cansado o apático.

Llame al Centro de Control de Envenenamiento de Carolina del Norte al teléfono: 1-800-222-1222 con preguntas acerca de inhalantes. Para más información acerca de los inhalantes, visite el Instituto Nacional para el abuso de drogas en.