El ingrediente activo de la marihuana, tetrahidrocannabinol (THC), afecta las células nerviosas del cerebro donde se forma la memoria. Cuando un consumidor fuma marihuana, el THC va de los pulmones a la sangre y luego al cerebro. Después de que el THC llega al cerebro, se produce la "euforia" la cual puede suceder pocos minutos después y dura por varias horas.

El fumar marihuana puede ser perjudicial para los pulmones porque los usuarios que la consumen, inhalan el humo profundamente y lo sostienen en sus pulmones el mayor tiempo posible. La marihuana contiene algunos de los componentes tóxicos que el tabaco (cigarrillo) posee y algunas veces en mayor concentración. Los usuarios de marihuana tienen los ojos rojos a menudo.

Los usuarios de marihuana que han consumido la droga por largo tiempo pueden desarrollar una dependencia psicológica y eventualmente requieren más droga para obtener la misma "euforia". Otro efecto a largo plazo puede ser la pérdida de motivación y la incapacidad de completar proyectos.

Intoxicación moderada:
Puede presentarse dificultad de concentración e inhabilidad para llevar a cabo tareas que requieran múltiples procesos mentales. Conducir puede ser difícil después de haber consumido marihuana.

Intoxicación severa:
Se presenta deterioro de la coordinación motora, los músculos se ponen tensos y las manos temblorosas. Otros efectos pueden ser pérdida del control al caminar y problemas de vocalización.

Llame al Centro de envenenamiento de las Carolinas al teléfono 1-800-222-1222 para preguntas sobre exposición a la marihuana o para solicitar más información.

Otros nombres de la marihuana:

  • Cachito
  • cáñamo
  • maracachafa
  • hierba
  • pito
  • mota
  • mala hierba
  • Marilucha
  • bareto
  • aceite de hachis
  • canjak
  • panamá red
  • porro
  • hachís
  • pipas
  • cachimbas
  • cánnabis índica y muchos más