La intoxicación por plomo ocurre cuando éste es absorbido por el cuerpo por medio de inhalación o al ser ingerido. Todas las personas están constantemente expuestas al plomo que se encuentra en el medio ambiente en pequeñas cantidades, pero en raras ocasiones es tóxico. Los bebes por nacer, los recién nacidos y los niños pequeños son los más vulnerables a desarrollar efectos crónicos por exposición al plomo. Niños con deficiencia de hierro y calcio también pueden presentar riesgo de intoxicación.

Fuentes comunes donde se encuentra plomo:

  • En las casas: La pintura que contiene plomo se puede encontrar en casas viejas (construidas antes de 1.978). La pintura descascarada, el polvo de la casa o el piso podrían estar contaminados con plomo.
  • En el agua: El agua potable que es llevada a través de cañerías con plomo puede causar envenenamiento.
  • En manufacturas: Juguetes hechos fuera de los Estados Unidos y algunas cerámicas vidriadas manufacturas de forma inapropiada podrían contener altos niveles de plomo.
  • En la industria: Soldadores, fundidores y alfareros (fabricantes de cerámicas/porcelanas) pueden estar en riesgo de sufrir intoxicación por plomo. Recuerde que los remedios caseros y suplementos de otros países pueden contener plomo.

Los síntomas más comunes de intoxicación por plomo en los niños incluyen: la pérdida del apetito, cansancio, dolor abdominal, nauseas y vómito. Los síntomas por exposición prolongada al plomo son: irritabilidad, fatiga, cambios en el comportamiento, descoordinación y retraso en el desarrollo (falta de atención, aprendizaje lento y crecimiento atrofiado).

POR FAVOR TENGA EN CUENTA: Una persona podría NO mostrar evidencia de intoxicación en un comienzo, por lo tanto es importante evaluar la posibilidad de que haya plomo en su casa o en los productos que usa.

Formas sencillas de evitar la exposición:

  • Revise los juguetes de sus niños/as y mire si tienen pintura descascarada.
  • Lave las manos de los niños/as después de jugar con los juguetes y antes de comer.
  • Solicite al pediatra un examen de sangre para revisar si su niño/a presenta plomo en la sangre.
  • Si usted tiene cañerías de plomo en la casa, deje correr el agua fría por 1 o 2 minutos antes de utilizarla para cocinar.
  • Compre una prueba casera para comprobar si hay plomo que está disponible en agencias del gobierno como el Consejo Nacional de Seguridad: http://www.nsc.org.
  • Ponga atención a los productos que han sido retirados del mercado por contener plomo. Visite la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo para ver el último reporte de juguetes retirados del mercado en: http://www/cspc.gov.
  • También puede llamar a un profesional con equipo de des-plomificación para que limpie la casa, especialmente si ha estado desocupada por largo tiempo.

Llame al Centro de Envenenamiento de las Carolinas al teléfono 1-800-222-1222 si cree que usted o alguien más ha estado expuesto al plomo o para solicitar más información.