La intoxicación por alimentos ocurre debido a bacteria que se desarrolla en la carne, pescado o productos lácteos que han sido dejados a temperatura ambiente, sin refrigerar o en el calor por varias horas antes de ser ingeridos.

Para evitar una intoxicación por alimentos:

  1. lávese cuidadosamente las manos al igual que los utensilios y todas las superficies donde hayan sido preparados los alimentos.
  2. no utilice platos o utensilios en que haya guardado carne cruda o comida de mar, a menos que estos hayan sido lavados con agua caliente y con jabón.
  3. los alimentos marinados o adobados deben permanecer en el refrigerador y no en el mesón. Además, la salsa marinada o adobo, no se debe re-usar después de haber estado en contacto con carne cruda o comida de mar.
  4. los alimentos deben quedar bien cocidos, para esto utilice un termómetro de cocina.
  5. conserve las comidas frías en enfriadores pequeños a una temperatura de 40 grados o menos.
  6. no deje los alimentos afuera del refrigerador por más de una hora a temperaturas de más de 90 grados y no deje alimentos perecederos por fuera por más de 2 horas.

Los síntomas que se manifiestan en una intoxicación por alimentos incluyen nausea, vómito y diarrea, estos pueden durar entre 12 y 24 horas. La persona debe tomar agua en abundancia y no debe tomar medicina anti diarreica. De esta forma es que el cuerpo elimina la bacteria. Las personas que presentan síntomas prolongados o que presentan dificultad para retener líquidos deben ver al médico.

Comidas pre cocidas como ensaladas de papa y ensaladas de pasta pueden ser causantes comunes de intoxicación. Asegúrese de lavar bien todas las frutas y verduras crudas antes de consumirlas. Los alimentos congelados se deben mantener en un enfriador hasta el momento de servirlos y lo que quede se debe refrigerar inmediatamente. Los alimentos calientes se deben mantener calientes hasta el momento de servirlos y lo que sobre se debe colocar en el refrigerador.

Por regla general: "En caso de duda, bótelo a la basura."

Llame al Centro de envenenamiento de las Carolinas al teléfono 1-800-222-1222 si ha sido expuesto a intoxicación por alimentos o si desea más información.