Los palitos luminosos/fluorescentes, gargantillas y brazaletes son productos muy populares el día de Halloween, el día de la Independencia, o en conciertos y fiestas de cumpleaños. Niños/as de todas las edades pueden morderlos y el líquido que contienen los palitos puede hacer contacto con los ojos. La sustancia fluorescente que se encuentra dentro del plástico se llama Dibutil Ftalate, el cual es un líquido transparente, aceitoso e incoloro. Este líquido es bajo en toxicidad pero puede irritar los ojos, la piel y las membranas mucosas.

Si se ingiere:

  • No se alarme si los labios y la lengua de su niño/a se tornan luminosos por unos minutos.
  • Limpie la boca con un paño/toalla/trapo húmedo. Enfatice en la lengua y en las encías.
  • Dele al niño/a un vaso de agua.

Si hay contacto con los ojos:

  • Limpie la boca con un paño/toalla/trapo húmedo. Enfatice en la lengua y en las encías.
  • Dele al niño/a un vaso de agua.

Si hay contacto con la piel:

  • Retire la ropa que se haya mojada con el líquido fluorescente.
  • Lave con agua y jabón la parte de la piel que ha entrado en contacto con el líquido.

Llame al Centro de envenenamiento de las Carolinas al teléfono 1-800-222-1222 para más información.